msgbartop
cursos, becas, formacion y empleo
msgbarbottom

22 sep 12 Porque no se acaba la pobreza

Hablando de lo obvio, habría dos formas de acabar con la pobreza: Que los pobres recibieran dinero para comprar lo que necesitan o que lo que necesitan bajara de precio o se volviera gratuito o una combinación de las dos opciones.

La primera alternativa puede realizarse dándole a los pobres trabajo con un salario que les permita satisfacer sus necesidades básicas o por subsidios del Estado que pueden ser en dinero o bajando los precios de los servicios y artículos primera necesidad financiando su costo con impuestos.

En el sistema capitalista sin intervención del Estado para redistribuir mediante el gasto los impuestos que recibe de los ricos (cuando no evaden o eluden sus obligaciones tributarias) es imposible terminar con la pobreza y esto por varias causas.

La compra y la venta de trabajo humano se rige por La paradoja del valor económico como se ha explicado en esa entrada. Alli se demuestra  que  los ricos no estan interesados en eliminar la pobreza porque  la abundancia de bienes para todos terminaria por desvalorizar sus propios bienes y tampoco desean aumentar los salarios que pagan porque ello disminuiria sus ganancias. En el articulo  El hombre y su trabajo como mercancías   se analizo esta situación en los paises socialistas en cuanto al efecto que tiene el comercio exterior para frustrar sus esfuerzos hacia la eliminación de la pobreza.

Los pobres generalmente no tienen empleo o tienen empleos que les producen ingresos muy inferiores a los que necesitarían para cubrir sus necesidades básicas. Usualmente tienen niveles bajos de capacitación y escolaridad o por competir con muchos les imponen sueldos bajos. Además por el adelanto tecnológico su trabajo es sustituido por las maquinas y ya no se lo compran. Para agravar aun mas la situación los compradores de trabajo están disminuyendo por el proceso de concentración monopolista internacional y la globalización ha causado mayor competencia de los inmigrantes y desplazamiento de los puestos de trabajo a otros países donde hay trabajadores calificados que aceptan salarios bajos y se dejan explotar más.

A nivel mundial la situación es aberrante. 2000 millones de personas que representan el 28% de la población mundial devengan menos de 60 dólares al mes. Países enteros no producen el valor económico para poder repartirlo entre su población y acceder a los servicios y bienes de primera necesidad. Estos países situados en su mayoría en el África, requieren la solidaridad y la ayuda externa para superar el macabro circulo vicioso de su miseria.

Sin embargo, por la crisis económica actual esa ayuda y solidaridad internacional ha venido disminuyendo y en el inmediato futuro no parece que pueda revertirse esa tendencia. En ese sentido la economía mundial se comporta en forma totalmente inconsciente con las necesidades de aquellos que viven en las regiones más pobres.