msgbartop
cursos, becas, formacion y empleo
msgbarbottom

02 ene 13 Reservas internacionales cierran 2012 a la baja

phpThumb_generated_thumbnail.jpegreseva

La última semana del año disminuyeron 58 millones de dólares, cerca de su máximo histórico.

Las reservas internacionales del país reportaron una baja de 58 millones de dólares (mdd) en la última semana de 2012 para ubicarse en los 163,592 mdd, aún cerca de su máximo histórico.

Durante el año que recién terminó, el escudo financiero del país creció en 21,116 mdd, alcanzando los 163,592 mdd desde los 142,475 mdd con los que cerró 2011.

El Banco de México informó además que la base monetaria aumentó 358 millones de pesos (mdp) en el periodo, con lo cual alcanzaron un saldo de 853,908 mdp, un incremento de 90,416 mdp en el año, 11.9% más que al cierre del año anterior.

12 nov 12 Estos serán los efectos de la devaluación

Ángel García Banchs

La devaluación está escrita con tinta indeleble, no sólo para el 2013 sino el 2014 también.

Sencillo, el déficit fiscal de 15% del PIB (15% del tamaño de la economía nacional); el hecho de que la base monetaria exceda a las reservas internacionales totales en 60%; las pérdidas por traspasos al Fonden del BCV, que debe compensar ajustando el cambio; el diferencial de inflación entre Venezuela y el resto del mundo; la escasez de dólares; y, en fin, todos los indicadores de presión cambiaria, permiten pronosticarlo.

¿Pero, cuál será su efecto sobre la economía?

Para el gobierno:

– Una reducción de su déficit en términos reales y como porcentaje del PIB, al incrementarse la cantidad de bolívares por petrodólar.

– Una leve disminución real de sus necesidades de emisión de deuda en moneda nacional, más no en dólares, puesto que el año que viene el servicio de la deuda en divisas subirá.

– Un aumento en bolívares del valor de la deuda pública en moneda extranjera; es decir, del capital e intereses por pagar.

– Un aumento del ratio de la deuda pública sobre PIB.

– Un aumento de los depósitos del gobierno.

Para la banca:

– Una reducción de la demanda de bonos del Estado denominados en bolívares y dólares (en términos reales).

– Un aumento en bolívares de los intereses en dólares percibidos por la banca.

– Una revaluación del activo y, por tanto de su patrimonio, lo que permitirá un incremento del pago de dividendos.

– Una disminución real de la cartera de crédito, aunque se incremente en el caso de las empresas con solicitudes en CADIVI de aprobarse al nuevo tipo de cambio.

– Un incremento de la morosidad producto del efecto contractivo de la devaluación y del recorte real del gasto fiscal deficitario.

Para el BCV:

– Un incremento en bolívares del valor de las reservas internacionales, que permita registrar parte de las pérdidas por traspasos históricos de divisas al Fonden.

– Un aumento en bolívares de los intereses en dólares sobre las reservas en divisas.

Para las empresas:

– Una reducción en la demanda de importaciones de bienes y servicios.

– Un incremento en los costos de producción.

– Un aumento en bolívares del precio de exportación de Pdvsa (del barril en bolívares), CVG y los exportadores en general.

Para los hogares:

– Un aumento en bolívares de los intereses en dólares percibidos por los hogares (para aquellos que ahorran en dólares o compran bonos del Estado en divisas).

– Una disminución del ahorro en divisas (de las fugas de divisas).

– Un aumento del valor en bolívares del ahorro en dólares que mantienen los hogares.

– Mayor inflación y una escasez no mucho menor a la actual.

11 oct 12 ¿Donde se testean las Hipótesis?

Una de las conjeturas más famosas en economía afirma lo siguiente:

Si hay Emisión –> Hay Inflación

Una discusión muy interesante se abrió entre economistas argentinos, luego de que el Vice-ministro de Economía, Axel Kicillof, dijera:

Para los que piensan que la emisión es la causa exclusiva del incremento de precios, les recuerdo que vivimos en un laboratorio de expansión monetaria. Estados Unidos cuadruplicó su base monetaria, la Unión Europea la duplicó y el Banco de Inglaterra la cuadruplicó. ¿Y en esos países hay riesgo de inflación? No, hay riesgo de deflación.

A lo cuál Lucas Llach respondió:

“Laboratorio” en general alude a: “cambiemos la variable X, a ver qué pasa con la variable Y, manteniendo las demás variables constantes”. “X” sería “cantidad de dinero”, “Y” sería “aumento de precios”. Lo que dicen los “ortodoxos”, Axel, es: con los otros factores constantes (llamémoslos “factores Z”), más X es más Y. Pero Z es fundamental: es lo que se llama demanda de dinero o, en el ejemplo que das, demanda de base monetaria.

Ciertamente se trata de una discusión muy profunda, que cae precisamente cerca del campo de la epistemología… Donde se testean las hipótesis??

Friedman decía que, a falta de los experimentos controlados, los científicos sociales nos apoyarnos en la experiencia incontrolada. Pero que esto no afecta el principio metodológico de que las hipótesis deben ser evaluadas de acuerdo a la conformidad de sus predicciones con la experiencia (y no de acuerdo a la conformidad de sus supuestos con la realidad, cómo lamentablemente muchos proclaman!!), sino que, por el contrario, esto hace que “Más que otros científicos, los dedicados al cultivo de las ciencias sociales, necesitan ser conscientes de su metodología” (F53)

“La necesidad de apoyarse en la experiencia incontrolada no afecta al principio metodológico fundamental de que una hipótesis debe probarse sólo por la conformidad de sus deducciones o predicciones con los fenómenos observables; sin embargo, hace que la prueba de las hipótesis sea más dificil y da pie a errores sobre determinado principios metodológicos”

Friedman 53

Aclarado esta cuestión, es fundamental seguir con los siguiente. Toda ley supone una cláusula Ceteris Paribus. Es decir, la relación C –> E (Causa –> Efecto) se sigue suponiendo que el resto de las variables no sean relevantes o bien, si son relevantes , no varíen (ceteris: “el resto”, paribus: “igual”)

De este modo C –> E , se transforma en realidad en C&Z –> E

Para el caso de “toda emisión genera inflación”, el Ceteris Paribus nos estaría diciendo que hay variables que no son relevantes (el color de los billetes, la profesión de los comerciantes que ponen los precios, el producto principal de la economía del país, etc), mientras que hay otras sí relevantes (la demanda de dinero) que, para que la “ley” se cumpla, se supone constante.

Pero a no engañarnos. Esto sucede en cualquier ciencia.

La ley de caída de los graves “Todos los cuerpos caen con una aceleración g” es exactamente igual. Nadie puede decir que si se arrojara un cuerpo y el mismo cayera con una aceleración h la ley sería refutada!! Primero habría que ver qué nos dice su clausula Ceteris Paribus (por supuesto, ahora ya sabemos que la ley de caida de los graves también tiene su clausula Ceteris Paribus: supone que la caída se da en el vacio, sin fuerzas externas que afecten el comportamiento del objeto en la caída!). Esa sería la variable relevante (el vacío) que debería mantenerse constante, mientras que a la vez supone que en ese escenario muchas variables no son relevantes (el color del cuerpo, el nombre de la persona que lo arroja, inclusive el tamaño del cuerpo, etc).

De este modo, ambas leyes nos dicen cosas de manera muy simiar:

 ”Ley” Monetarista –> A demanda de dinero constante, los aumentos en la oferta de dinero generarán aumentos en el nivel de precios.

“Ley” Newtoneana –> “En ausencia de fuerzas externas, los cuerpos caerán a una aceleración g”

Conclusión:

Nadie que vea caer una pluma (xej de un edificio y en un día de viento) con una aceleración h diría que la ley newtoneana fue refutada. De igual modo, decir que la “ley” monetarista fue refutada por ver algún caso de emisión no seguida por inflación sería cometer el mismo error!