msgbartop
cursos, becas, formacion y empleo
msgbarbottom

18 oct 12 BÚSQUEDA DE EMPLEO

No se puede decir que sea un experto en esto de la búsqueda de trabajo, no llevo en ello más que 7-8 meses, pero ahora entiendo a todos aquellos que me decían: “Pff Felipe pues yo estoy buscando trabajo y es un infierno”. Yo pensaba que, en cualquier caso, era mejor que estar de exámenes, pero ahora ya me huelo que no.

Para la gente…NORMAL (no quiero usar la palabra mediocre) resulta una tarea que tiene varias fases y que acaban en lo mismo, la desesperación.

La primera fase se caracteriza por la esperanza y las ganas. Te levantas por la mañana coges el portátil y, decidido, abres un buen número de pestañas en el buscador con los diferentes portales de búsqueda de empleo, infojobs; primerempleo; oficinayempleo; domestika; linkedin… “No tiene que ser tan difícil” piensas. La primera búsqueda la haces con todos los filtros posibles, tu intención es dar con LA OFERTA, tu media naranja, aquella que esté diseñada para ti, tu puesto y un buen sueldo. Si tienes algo de fortuna encuentras un par de ofertas a las cuales aplicas sin dudar. “Cómo le gusta a la gente llevar las cosas al extremo” pensarás, esto no es tan jodido.

Al cabo de unos días te das cuenta que lo de aquella oferta no se va a dar, quizás no sea culpa tuya, igual el echo de que otras 1236 personas hayan aplicado a la misma oferta supone un pequeño estorbo para tu candidatura, “además tampoco me llamaba tanto el puesto”…te consolarás.

La segunda fase se caracteriza por la monotonía y la evaporación de las ganas. Te levantas, ya no es tan temprano, abres el mismo número de pestañas en los buscadores de siempre. Ya no eres tan exquisito en la búsqueda, en el filtro solamente te molestas en poner el sector en el cual estás interesado. Las ofertas se multiplican claro y aunque no te motiven todo lo que te gustaría piensas que te podrías acomodar….aplicas.

Recibes algunas llamadas, te alegras porque le has resultado interesante al menos a una persona en el mercado laboral. La entrevista te desvela detalles que no aparecían en la oferta como el sueldo tacaño y miserable…cuando lo hay.

La tercera fase se caracteriza por el cabreo y por las ganas de lapidar a alguien. Te levantas y, después de comer, abres el mismo número de pestañas en los buscadores de siempre. Se acabó cualquier indicio de exquisitez y de exigencia, te estás arrepintiendo de haber denegado las ofertas de la segunda fase y ahora mendigas cualquier tipo de trabajo, en el filtro incluyes sectores que no te motivan en absoluto pero que crees que podrías tener alguna oportunidad…la opción de trabajar gratis siempre está descartada pero quizás llegue un momento en el que no te quedará otra.

Viva España!

Os dejo un anuncio de Skoda relacionado con el mundo de los curriculums, me encanta:

Comments are closed.